Factura de Crédito Electrónica: ¿qué es y cómo funciona?


Las empresas receptoras de la FCE tienen un plazo excepcional de 30 días (hasta el 31 de diciembre de 2021 conforme Resolución N° 167/20), para cancelar, rechazar (solo por las causales de rechazo previstas en el artículo 8° de la Ley N° 27.440) o aceptar en forma expresa la factura.

Una vez aceptada, la FCE se convierte en un título ejecutivo y valor no cartular, por lo que está en condiciones de ser negociada para obtener su cobro anticipado a través de plataformas fintech, el mercado de capitales o el sistema bancario, según la elección de la MiPyME al emitir la factura:

Agente de Depósito Colectivo: AFIP notifica a la empresa grande el nuevo domicilio de pago y además transfiere la FCE al Agente de Depósito Colectivo para su cesión, transferencia o negociación.

Sistema de Circulación Abierta: la MiPyME puede endosar, ceder y descontar la FCE desde el home banking. Las MiPyMEs y Empresas Grandes deben tener actualizados sus sistemas de facturación.

El régimen es obligatorio cuando una MiPyME emite comprobantes electrónicos a una Empresa Grande y además reúne estas condiciones:

La operación es de compraventa de bienes o locación de cosas muebles, servicios u obras.

El monto total de la factura es igual o superior a $195.698 (IVA incluido).

Ambas partes tienen domicilio en el territorio nacional.

La MiPyME emisora registra su CBU.

Las MiPyMEs pueden adherirse como receptoras al régimen. En ese caso, será necesariamente receptora y a la vez emisora de FCE cuando deba emitir comprobantes electrónicos a una Empresa Grande. El régimen es siempre optativo entre MiPyMEs.

Vigencia y aplicación


FECHA DE VIGENCIA A PARTIR DEL 31 DE DICIEMBRE DE 2021

Logo Canvas